ORDEN Y PROGRESO: Un chupinazo multitudinario inagura San Fermín 2014

Ayer 7 de Julio, comenzaron los San Fermines. Un año más. Ya es el octogésimo tercero. Se dice rápido, pero para los pamplonicas es esta una fiesta que preparan todo el año con mucha dedicación. La celebración tiene orígenes religiosos, como la mayoría de las de España. En este caso en honor a San Fermín, patrono de Navarra.

La fiesta comienza siempre de la misma manera, con el chupinazo en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona, a las doce del mediodía. Allí se aglutina una marea blanca y roja. Y a partir de ahí, nueve días de fiesta sin parar. Las cuadrillas se organizan para disfrutar de la comida típica y vino, mucho vino que tiñe las ropas desde el primer minuto.

Luego están los encierros. Que habrá a gente a la que le gusten más o menos.  Consisten en recorrer 849 metros delante de los toros. El arriesgado que se atreve, tiene que llegar a la Plaza de toros con el peligro, claro está de hacerlo con un animal como el toro.  Es una fiesta más, que  se celebra con el este animal, esa “marca internacional” de España, con la que no todos nos sentimos identificados, pero que se utiliza en muchas partes del país para celebrar las fiestas estivales.

En principio, ninguno debe sufrir, pero la realidad es que hay casos en los que tanto unos como otros salen mal parados. Esperemos que este año no haya incidencias de este tipo.

Es bueno recordar lo que ellos mismos dicen:

“A San Fermín pedimos, nos guíe en el encierro: no corras delante del toro si no lo sabes hacer”

Cada vez son más los turistas que se acercan a esta celebración, atraídos por la fiesta y el desenfreno que se vive en la ciudad. Ya, Ernest Hemingway, retrató en sus crónicas periodísticas estas fiestas y también en alguna de sus novelas. Incluso se atrevió a correr en los encierros. Algunos turistas hacen lo mismo, aunque existen casos,  por desgracia, de accidentes por desconocimiento al participar en ellas.

Los pamplonicas se preparan todo el año para la fiesta, que termina con gran pesar para ellos, una semana después con un cántico, el Pobre de mí, canción de despedida.

Doscientas horas, desde ayer, de comida, bebida y fiesta que de seguro no caerán en el olvido de los participantes.

Puedes seguir los encierros en este enlace: http://www.rtve.es/noticias/san-fermin/

Escribe una redacción en relación a esta fiesta. ¿Te gustaría correr delante de los toros?

manuel.sanz@laacademia.com.br

Leave a Comment

facebook

Twitter

  • No tweets