La banana de la discordia

danialves_181059-L0x0

No hace mucho, navegando por la red de una manera bastante aleatoria como de costumbre, tropecé con una noticia muy llamativa que rezaba algo así como “Otro gesto racista por parte de España” refiriéndose a algo que aconteció en un terreno de fútbol español, en el que la hinchada del equipo local, en este caso el Villareal, había lanzado un plátano al jugador brasileño del Barcelona Dani Alves, con la intención de provocarlo cuando éste se disponía a botar un saque de esquina, con el añadido sorpresa de que la reacción del jugador fue comer el alimento ante el asombro de la grada.

Aunque la reacción del jugador me pareció brillante dadas las circunstancias, la noticia me pareció muy negativa, y lo que me llamó fuertemente la atención fue la utilización de la palabra “Otro” en el titular.

Por desgracia, el viejo continente todavía alberga sentimientos racistas y España no es una excepción. La sugerencia en la noticia de que era algo reincidente, en vez de reportar lo sucedido desde el terreno de lo anecdótico – al fin y al cabo así lo dispuso Alves, vista su reacción – me hizo pensar en lo hipócritas que son algunos seguidores que no conformes con acordarse de la madre de los jugadores cada domingo optan por discriminar a éstos por el color de su piel o condición social olvidándose de que en sus equipos hay o hubo jugadores de color, como es el caso por ejemplo del también brasileño Marcos Senna en el propio Villareal, nacionalización española y pertenencia a la exitosa selección del 2008 aparte.

El fútbol europeo está plagado de ejemplos nefastos, no es un caso exclusivo de España y no es mi intención recordarlos. Sin embargo, me parece curiosa la reflexión de cómo se podría dar un caso a la inversa, dado que me encuentro en Brasil, un país multi-racial en el que el fútbol juega un papel primordial en la sociedad y en el que curiosamente, se celebrará muy brevemente la Copa del Mundo.

Si los españoles tiran plátanos a un jugador simbolizando que éste no es del “primer mundo” me pregunto qué podrían tirar los brasileños a un español y qué podría ello simbolizar, en otras palabras: ¿Cuál es la imagen real que se tiene de España en el extranjero hoy en día?

En la propia Europa se habla de la cultura del ladrillo, existe incluso un sketch humorístico en “Los Simpson” que hace mención a la corrupción que se vive actualmente en España, curiosamente ejemplificada a través de su selección nacional, y serían muchos más los desagradables clichés contra los que se enfrenta a día de hoy. Claro que no todo son cosas malas, pero éstas parecen tener más impacto que las cosas buenas, en determinadas circunstancias y contextos, más aún cuando es algo que no suena a nuevo.

En Brasil también existe racismo, por supuesto. Hay mucha discriminación social y muchas cosas son muy mejorables. En el plano futbolístico los brasileños son tan o incluso más fanáticos que los españoles. Sus cálidas gentes se revolucionan cuando el balón comienza a rodar, ya sea en torneos domésticos o en competiciones de índole internacional.

No hace mucho, el verano pasado concretamente, ambos países jugaron la final de la Copa Confederaciones en terreno brasileño, partido que se saldó con la contundente derrota de la por entonces temida España por 3 goles a 0. La prensa española en aquel momento, haciendo uso de su ya clásica fanfarronería, vaticinaba un nuevo “maracanazo” propiciado por la que se presumía mejor selección del mundo.

Un año después, es en este ambiente caldeado en el que España volverá a jugar un mundial, con la posibilidad incluida de enfrentarse a los anfitriones y la pregunta es si pasará factura la mala imagen dada en ejemplos como el citado anteriormente de Dani Alves, o por el contrario todo sucederá de una manera más normal, y la famosa banana de la discordia pasará a ser algo meramente anecdótico. Pronto lo sabremos. Primero habrá que ver si es el propio Brasil el que es capaz de albergar una competición como la Copa del Mundo y  de si “llegará a tiempo” para dicha celebración, pero eso es otro capítulo aparte.

 Manuel Sanz – Profesor de español de La Academia manuel.sanz@laacademia.com.br                   

 ACTIVIDAD:   Responde Verdadero (V) o Falso (F) a las siguientes cuestiones:

1- Al autor le llamó la atención que el suceso del plátano ocurriera en España

2- El autor menciona a España como uno de los países más racistas de Europa

3- Según el autor, España no goza de buena reputación en la actualidad

4- Según el texto el fútbol es un deporte más popular en España que en Brasil

5- El autor alberga ciertas dudas sobre el comportamiento de los brasileños en el mundial

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.